Cómo aprovechar la Valorización y Desvalorización de las Criptomonedas

Entrar a jugar en el mundo de las Criptomonedas siempre ha sido y será una apuesta, una que, si se sabe hacer, estudiar y trabajar, puede hacerlo millonario. Seguir el comportamiento de Cripto activos como Phoenixsiv (PSIV) puede hacer que su capital inicial se valorice por encima de un 3.000% como ha venido sucediendo desde el lanzamiento de la misma, ¿pero ¿qué podemos hacer cuando las monedas pierden valor comercial? No es algo por lo que nos tengamos que escandalizar.

El mundo del trading y los criptoactivos (como la bolsa de valores misma) está lleno de especulación mediática, publicidad y tendencias en los medios de difusión, mismos factores que pueden afectar de manera positiva (añadir más valor) o negativa (reducir su costo en el mercado) la capitalización de las divisas electrónicas en el mercado digital que se manifiesta de manera “física” cuando intercambiamos el valor de una moneda criptográfica por una moneda como el dólar americano como punto de referencia.

Para poder sacar ventaja ante el comportamiento de capitalización de una criptomoneda, hace falta observar de manera detallada el historial de la divisa en cuestión en cuanto a tendencias de valorización y desvalorización de la misma, es decir, determinar el mejor momento para invertir cuando la moneda empieza a perder valor y predecir (especular) su trazabilidad en días posteriores para así generar el recurso de ganancia.

En otras palabras, la caída en la capitalización de una criptomoneda se puede aprovechar para invertir en la compra de la misma y convertir su inversión inicial en más monedas o en un aumento en margen de rendimiento de la primera inversión, o bien, como tenedor de las monedas en caída, vender y ganar por volumen: si usted por ejemplo tiene cierta cantidad de criptomonedas que desde hoy empiezan a desvalorizarse por factores externos y que posiblemente seguirán perdiendo valor con los días, puede aprovechar para vender la mayor cantidad de ellas en el menor tiempo posible y recuperar su valor por venta en volumen y cantidad, es por ello que muchas veces se evidencian grandes traspasos de criptografía de un lado para otro (a través de las exchanges); por otro lado, la especulación mediática puede hacer que el valor de la moneda que hoy está decreciendo y moviéndose a la baja, llegue hasta cierto punto y empiece nuevamente a aumentar su valor favoreciendo a aquellos que apostaron por comprar la moneda decreciente y que ahora se empieza a valorizar más alto, haciendo que sus nuevos compradores aumenten su capital de manera directa, esto es menos inversión igual a mayor rendimiento (capitalización en el mercado).

Como vemos se trata de una apuesta con base a la popularidad, mediaticidad y especulación sobre los comportamientos de los criptoactivos, es por ello que siempre que, por ejemplo, Bitcoin sufre una baja en su cotización, de un momento a otro repunta nuevamente su valor. Estamos en el mes de septiembre y Bitcoin ha reducido en parte su valor transaccional, pero desde ya los especuladores manifiestan que para el final de año su valor en capital se podría disparar de nuevo, haciendo que quienes compran a la baja, ganen sobre su inversión inicial.

La mayoría de las veces una moneda que se mantiene estable o al alza desde sus inicios es la mejor opción debido a que las posibilidades de fluctuar bruscamente son menores. Tal cual es el caso de la moneda latinoamericana Phoenixsiv, que inició con un valor de 0,12 centavos de dólar y meses después (septiembre 10, 2021) ya se encuentra cotizando sobre los 2.84 $USD. Es una criptomoneda con su propia wallet, Stronghold y listada en la Exchange BankCEX que cuenta con el respaldo de millonarias transacciones diarias por parte de sus usuarios, esto hace de PSIV una moneda ideal para respaldar y ganar en el mediano y largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿tienes una duda o propuesta?

Estamos encantados de hablar contigo

Contacto